Fundición de metales para la creación de joyería

Fundición-de-metales-para-la-creación-de-joyería
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Contenidos

Con mucha frecuencia, recibimos todo tipo de preguntas sobre los procesos de fundición y las herramientas que se requieren para ello, siendo este el proceso base para la creación de piezas de joyería o piezas específicas con los distintos metales. Los metales que más se utilizan en la fundición para joyería son: Oro, plata y platino con sus diferentes aleaciones.

En el caso de piezas como: tuercas, válvulas, tuberías o partes de maquinaría, se utilizan metales que no sean nobles pero que ofrezcan una gran resistencia, metales como: Hierro, cobre, titanio y por supuesto, aluminio.

En ambos casos, se debe hacer una fundición; que es el proceso en que los metales se introducen en una pieza que va directo al horno y se funde a altas temperaturas para ser vaciado en los moldes y así crear la pieza. Por supuesto, lleva un trabajo minucioso y técnico en cada fase del cual hablaremos hoy

¿Qué es la fundición?

La fundición es el proceso por el cual se funden los metales extraídos para liberarlos de las partículas contaminantes como el hierro y obtenerlos en su estado puro. Cuando los metales ya están libres de impurezas, se utilizan los hornos de fundición para derretir el metal y cambiarlo de estado sólido a líquido.

Los metales nobles como el oro o la plata, pueden tener la forma de una barra, lingote, o esferas pequeñas, para cambiar esta forma y vaciarlo en los moldes es necesario fundir el material en un crisol que es el recipiente donde se ponen los metales para introducirlo en el horno. Por lo general, los crisoles están hechos de grafito para que puedan resistir las altas temperaturas del horno, hasta 1.000 °C.

¿Cómo-se-lleva-a-cabo-la-fundición-de-metales

¿Cómo se lleva a cabo la fundición de metales?

Los metales se pueden fundir en grandes, pequeños o sofisticados hornos, con sus respectivos crisoles, lo importante aquí es que alcance la temperatura suficiente para derretir el material y poder vaciarlo en los moldes o rilleras.

Los moldes en que se vierte el metal después de fundido pueden ser de materiales como: plástico, cera, yeso, o silicona mayormente. De hecho, se pueden crear moldes específicos y exclusivos en resina calcinable de alta resistencia, con las impresoras 3D Los cuales tienen una excelente resistencia y vida útil.

Los moldes se dividen en: Moldes removibles,  los que se pueden utilizar varias veces porque resisten al desgaste, están fabricados en madera, plástico, metal o resinas y sus modelos pueden ser en placas bipartidas o modelos divididos. Los moldes desechables, que son los que se realizan en materiales de estireno o espuma de estireno y solo sirven para un vaciado, se pueden utilizar para la fabricación de piezas de joyería únicas o personalizadas. 

Los moldes también se pueden clasificar según los materiales con que se fabrican:

  • Moldes con arena seca.
  • Moldes de metal.
  • Moldes con capa seca.
  • Moldes de arcilla.
  • Moldes de CO2

Una vez vertido el material en el molde se debe esperar a que este se enfríe para sacar la pieza, aunque muchos joyeros hacen de forma tradicional este paso, sumergiendo el molde en agua fría para desmontarlo fácilmente.

¿Qué-proceso-continúa-después-del-desmoldado

¿Qué proceso continúa después del desmoldado?

Para la fabricación de instrumentos o piezas de joyería, es necesario continuar con varios procesos después la fundición y el moldeado. Etapas como: el laminado, calado, soldadura, lijado, entre otros procesos que requieren herramientas concisas y de alta calidad, para obtener piezas excelentes y con buenos acabados.

Si se requieren láminas o hilos de los metales para trabajarlos de forma específica o manual, se recurre a laminar en rilleras de hilo y calarlas o cortarlas para que los acabados sean impecables.

Una vez se haya fundido el metal, vaciado en los moldes y desmoldado, el siguiente paso será soldar y acabar las piezas. Hay ciertos detalles que no se pueden obtener solamente con los moldes, motivo por el cual los joyeros utilizan la soldadura con soplete para añadir gemas, juntar partes, o agregar elementos a una misma pieza de joyería. La soldadura se debe hacer con el mismo metal con que se ha creado la pieza.

y Finalmente vienen los 3 procesos de acabado de la pieza o joya:

  • Limado: Una vez la pieza esté calada, se hace un proceso de limado para dejar sin asperezas, bordes o imperfecciones internas y externas. Existen varios tipos de limas, elegirlas dependerá del tipo y tamaño de la pieza.
  • Lijado: Esta es una etapa en la que se eliminan todas las imperfecciones que el limado no pudo, se consigue más perfección en la pieza y un mejor acabado.
  • Pulido:Es uno de los pasos más importantes ya que el metal toma su brillo y color característico, el oro se ve más brillante y los acabados mejoran.

     

    Para llevar a cabo todos estos procesos de joyería, que van desde la fundición hasta el acabado y limpieza de las piezas, es necesario contar con un excelente banco de herramientas, las cuales pueden conseguir en nuestra tienda Online, y en donde también atenderemos todas sus consultas.

Conoce nuestra tienda

Escrito por:

Suscríbete a nuestro boletín

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Comparte esta publicación con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat